¿Por qué acudir a una clínica dental de calidad en lugar de a una clínica low cost o franquicia?